Un gol en el penúltimo minuto de Martins gracias a un infantil error de la zaga del Arsenal propició que el Birmingham consiguiera el preciado título...