Un pluriempleo rentable

Pocos hombres de fútbol se atreverían a compaginar dos banquillos con tan diferentes responsabilidades, aspiraciones y metalidades. Mientras que en Rusia el entrenador holandés Guus Hiddink ha llegado para dar un salto de categoría sin demasiadas exigencias y donde cualquier avance será bien recibido por pequeño que sea, el banquillo del Chelsea lo cogió en llamas. A pesar de esa humareda que dejó Scolari en este puesto, ha logrado 6 victorias (Aston Villa, Juventus, Wigan, Portsmouth, Coventry y Manchester City), un empate (a domicilio ante la Juventus que selló la clasificación para cuartos de final de la Champions League) y una derrota (el último partido ante el Tottenham). En Rusia las cosas también marchan bien. Este sábado logró una victoria por 2-0 ante Azerbajan que les deja segundos (sólo por detrás de Alemania) y con tres victorias (todas en casa) y una derrota (a domicilio ante los líderes) y más que abierta la posibilidad de repesca e incluso de pelear el primer puesto a Alemania. Por tanto ha dejado al Chelsea en semifinales de la FA Cup que disputarán contra el Arsenal, en cuartos de la Champions League que les enfrentará al Liverpool, terceros en la Premier League a 3 puntos del segundo (Liverpool) y a cuatro del líder (Manchester con un partido menos). Ha recuperado las buenas sensaciones de su delantero estrella Droghba después de la lesión y ha logrado un bloque difícil de batir y aún le sobra talento para dignificar el papel de Rusia en la clasificatoria del Mundial Sudáfrica 2010, sin duda, merece una entrada el bueno de Guus Hiddink, que demuestra cada día que es un sabio del fútbol y versátil como pocos.

Artículos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.